La lectura en pantallas con los más pequeños ha sido el tema de esta semana.

 

La pasada semana del curso Arte, palabra y lectura en la primera infancia ha transcurrido de la mano de Elisa Yuste, autora del quinto y último espacio de exploración del curso. Su bloque, Lectura en pantallas con los más pequeños, nos ha permitido reflexionar acerca del uso de dispositivos digitales en relación con la lectura en la primera infancia. Más en detalle, hemos abordado cuatro aspectos:

    1. ¿Por dónde empezamos? – El “dilema” de la P de Papel y de Pantalla o, más bien, el reto
    2. ¿Cómo seleccionamos? – Aspectos que hay que considerar respecto al soporte digital y a la selección de contenidos digitales.
    3. Edades, tiempos, controles…Pautas y consejos respecto al tiempo de contacto con los dispositivos digitales y los niveles de autonomía según la edad, así como las medidas de control parental que se pueden establecer.
    4. ¿Qué hacemos y cómo? – Posibilidades múltiples que ofrecen los soportes y contenidos digitales para navegar entre sus contenidos e interactuar con ellos y, especialmente, personalizarlos. Claves para generar primeras experiencias positivas de contacto con la lectura digital, despertar la curiosidad por ella y estimularla (sin necesariamente perder de vista el papel o, mejor, no haciéndolo).

¿Lectura en papel? ¿Lectura en pantalla? ¿Ambas…? El uso de tecnologías en relación con la lectura y la primera infancia ha generado un intenso debate en el grupo de Facebook del curso, con posiciones encontradas, de las que ofrecemos algunos ejemplos:

En favor del uso de la tecnologíaDenis Abarca cuenta que la emplea como herramienta para el fomento lector y ha tenido maravillosas experiencias de trabajo colaborativo y creativo. Comparte además un video del taller Animacuentos.

Para Luciana Hernandez, todo en su justa medida es bueno. El papel y las pantallas bien usadas tienen sus beneficios. Pone, además, su acento en el uso correcto de este tipo de dispositivos: La “mala” utilización de los dispositivos o usarlos como “chupete” electrónico, aleja a los niños del vinculo con su familia. 

Gabriela Gutierrez defiende que este es un tema clave, en el que lo importante no es tanto el debate “pantalla sí o no”, sino el criterio en la elección, ser consciente de nuestra acción, de cómo poner límite con amor, al momento de decidir. LES DAMOS PANTALLA O PAPEL…O LOS DOS ? Si se puede evitar la pantalla o si se desea evitarla hasta los 6 años bien … pero si esto no es viable o no estamos de acuerdo con no usar pantalla hasta los 6… Tener en cuenta los criterios de selección nos ayudan a que por lo menos sea usada de la forma más positiva posible…. Los adultos a cargo de la pantallas que los niños tendrán frente a sus ojos no podemos estar desinformados sobre el tema. Formarnos e informarnos es lo menos que podemos hacer a la hora de darle a nuestros niños una pantalla…(o un libro). 

En el lado contrario, crítica con el uso de dispositivos digitales en la primera infancia, Ana Laura Barros afirma: Yo no le veo ninguna utilidad, sentido o razón de 0 a 6 años. Más bien todo lo contrario. Son muchas las razones por las que, cuantas menos pantallas a esas edades, mejor se aprende y mejor es el desarrollo de niñas y niños. Su intervención dio paso a una intensa conversación, de la que destacamos algunas posiciones y puntos de vista:

  • En la misma línea que Ana Laura están Eva Alonso y Evangelina Tbk. Para Evangelina, en esas edades, no debería ser una necesidad ni pedagógica ni de ningún tipo. Ya bastante las usan en sus casas y con sus familias. En la escuela deberíamos priorizar otras herramientas. Al menos en educación inicial… No reniego de los dispositivos táctiles, solo que no me resultan efectivos a edad temprana…
  • Barbara Pardo Posse afirma que hay una sobreexposición total a los dispositivos electrónicos.
  • Rocío Rico, por el contrario, no pone el acento en los dispositivos, sino el papel del mediador: las pantallas no son el demonio y las personas sí hacen la diferencia. En esta misma línea está Elvia Lopera, para quien siempre un adulto sabio hace la diferencia. No importan los medios, lo que importa es el mediador! Igualmente Pippi Langstrump: Creo que hay contenidos digitales muy interesantes, y, aunque particularmente no los emplearía antes de los 5 años, creo que quien vaya a utilizarlos haría bien en informarse para hacer un uso responsable. También Carolina Pittinari, para quien es hora de reconocer que estamos inmersos en una realidad donde las pantallas son parte de la vida de los pequeños. Y en lugar de demonizarlas, ignorarlas o echarle culpas, como educadoras o mediadoras nos toca ponernos en la tarea de ver cómo nos sumamos a este nuevo universo en el que nos toca enseñar y mediar.
  • Alma Carrasco, como mediadora, pone el foco sobre el valor del contenido, independientemente del dispositivo, del formatoEn materia de opciones, la calidad de las obras para leer está también ahí, en las pantallas.

En fin, sirvan estas participaciones como muestra del intenso debate generado en torno a un tema que, como afirma Gabriela Gutiérrez no es para nada SENCILLO !!! Sin duda, la participación y la conversación seguirán abiertos a lo largo de los próximos días.

Por otra parte, la actividad principal de esta semana ha consistido en construir, entre todos, una galería de imágenes de lectura en pantalla, que hemos compartido en el grupo de Facebook con la etiqueta #galeriaimageneslecturapantalla. Siguen llegando aportaciones, de las que destacamos algunas:

  • María Reyes ha compartido algunas experiencias de lectura en pantalla, en formato vídeo, en las que, como afirma Elisa Yuste, vemos representada la importancia del sonido, de la palabra en voz alta, igual que en experiencias de lectura analógicas.

  • Paula Acuña Raga comparte una de las pocas apps que su hijo ha tenido: Es maravillosa, cada vez que juegas descubres nuevas cosas, los sonidos acompañan sin ser invasivos, es divertida, te puedes inventar historias, lanzar hipótesis de lo que va a pasar, permite al acompañamiento de un adulto favoreciendo la interacción.

Como cada semana, hemos podido disfrutar de una estantería de lecturas recomendadas. Esta vez, en relación con el tema de la semana, Elisa Yuste nos ha presentado una selección de apps, organizadas por edades, para ver y escuchar; para cantar y leer; para crear y escribir; para aprender; para jugar y disfrutar en compañía…

Y así, entre debates, apps, galerías de imágenes… acabamos de llegamos ya a la sexta y última semana del curso, en la que las especialistas que nos han acompañado nos proponen 5 caminos de lectura y dos retos finales, a elegir (o, si te atreves, puedes optar por los dos): construir un álbum de lecturas de regazo y crear un bitipo.

Mañana, además, publicaremos en el blog un texto de reflexión en torno los contenidos de su semana, elaborado especialmente por Elisa Yuste.

Continuamos atentos a vuestras intervenciones en el grupo de Facebook y en Twitter (conversamos mediante la etiqueta #LecturaCRIF. ¿Sigues la cuenta oficial del MOOC: @lecturaMOOC).

Muchas gracias por hacer el curso tan interesante con vuestras intervenciones.

Dinamización: Álvaro Cruz – LabEmilia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies