Llegamos al fin de la segunda semana en ‘Seguridad, privacidad e identidad digital en el entorno escolar’ y siguen llegándonos reflexiones, ideas, preguntas… muy interesantes acerca de la protección de datos personales, tanto personales como de nuestro alumnado. De hecho, ya nos hemos familiarizado con conceptos como identidad digital, huella y reputación online.  

Es precisamente en el rastreo que hemos llevado a cabo en esta semana de nuestros datos, cuando hemos descubierto que es posible encontrar información personal por la Red sin que lo hayamos compartido. Así le sucedió a Alejandra H. que encontró un currículum suyo con sus datos personales. Es por eso que “ya me he puesto en contacto con la empresa para solucionarlo, pero me ha hecho darme cuenta hasta qué punto NO controlamos nuestra información una vez la volcamos en la red.” Por eso es vital conocer las herramientas que tenemos a nuestra disposición para poder no sólo gestionar y ajustar nuestra privacidad en los espacios en los que tenemos cuenta, también para poder descubrir qué información personal nuestra está compartida en la Red.

Del mismo modo, hablamos de los grupos públicos o privados en Facebook. Educativamente pueden convertirse en espacios de aprendizaje enriquecedores pero, ¿hasta qué punto exponemos a nuestro alumnado si creamos un tipo u otro de grupo? Gracias a Ana G., exploramos las posibilidades estos grupos, y valoramos la utilidad y funcionalidades de cada tipo para así optar por aquélla opción que más se ajuste a nuestro objetivos educativos.

Por otro lado, ¿hasta qué punto podemos exponernos en las redes? Reflexionábamos también por el grupo de Facebook, cómo empresas de recursos humanos, universidades u otros recurren a lo que publicamos en las redes para analizarnos y tomar decisiones en función de lo que compartimos. Es por ello que, Juan María M. o Carmen G. y más participantes, tomaron la decisión de limitar aquéllo que compartían en sus redes. Porque es importante ser dueño de lo que los demás ven de ti en la Red.

O también, en el uso masivo que hacemos de Google. Generalmente se suele utilizar ese buscador (de ahí que Google sepa tanto de nosotros porque mientras buscas información se guarda tus búsquedas, gustos…), pero Susana G. nos trajo una solución, un interesante artículo que ofrece alternativas a este buscador y que además, son más seguros. Duckduckgo, Yantex… algunas de esas opciones.

Aparte de todas estas reflexiones, los profesores participantes continuamente nos están compartiendo ideas muy creativas para sacarle rendimiento didáctico a las redes sociales. Como el caso de Gabriel L. que, desde nuestro grupo de Facebook, comenta cómo proponía a su alumnado usar Twitter para hacer breves juicios históricos en su aula de Historia. Comenta que “para ello hicimos cuentas nuevas privadas y sólo aceptábamos invitaciones de los de la clase.”

O grupos privados en Facebook  y un juego role play, “en el que cada uno adoptaba una identidad de un personaje o país durante la Guerra Fría y simulábamos lo que se podrían haber dicho unos a otros en esa época.” ¿Es o no una estupenda idea para utilizar las redes en el aula? Mientras enseñamos contenidos de Historia, en este caso, trabajamos otras competencias como la digital, la lingüística, la capacidad de síntesis, etc.

Nos encanta leeros y, aunque esto es un resumen, hay muchas más reflexiones y otros comentarios de relevancia. Por eso os animamos a visitar con frecuencia el foro del curso, el grupo de Facebook y lo que compartimos desde la cuenta oficial de Twitter.

Seguimos aprendiendo en comunidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies