Alrededor de los cuentos tradicionales, hemos reflexionado acerca de la literatura como acompañamiento emocional en contextos educativos, defendiendo la tesis de  no usar los cuentos únicamente con finalidades didácticas.

De la mano de Eva Martínez Pardo, en este segundo espacio de exploración del curso, La piel del lobo. Acompañar las emociones con los cuentos tradicionales, la semana pasada recorrimos aspectos importantes en el uso de los cuentos como escenarios de fantasía que ayudan al desarrollo emocional:

  1. Literatura, emociones y cuentos. Literatura para trabajar emociones o literatura que emociona. El acompañamiento emocional con la ayuda de los cuentos.
  2. La madre y la madrastra. Las luces y las sombras de cuidar de la infancia.
  3. El patito feo y el cisne. Atravesar las dificultades con ayuda de los símbolos.
  4. Un final emocionalmente feliz. Reflexiones para ayudar a pequeños y mayores a gestionar las emociones con la ayuda de los cuentos.

En cuanto a la participación y actividad en nuestro grupo de Facebook, esta ha sido especialmente intensa, especialmente en relación con el #LavadoEducativo‘ de los cuentos, tema central en los contenidos de esta semana, que ha dado lugar a intervenciones y reflexiones muy interesantes.

Destacamos algunas de ellas…

Para Silvana Galla‎, la Nana de Lorca [texto que dio pie al debate de esta semana] perdería la capacidad de referencialidad al momento y lugar en que fue escrita si le sacamos elementos. Y sin esa referencialidad histórica del poema, no podríamos “traerlo” a nuestros días y lograr descubrir sus múltiples sentidos que pueden lograr los niños al leerlo o escucharlo.

Inês De Biase‎ se muestra totalmente contraria a ese lavado educativo de los cuentos. No contarles cómo son muestra que no confiamos en la capacidad de los niños para lidiar con ellos. Algunos cuentos, para algunas edades, merecen conversaciones, mediación, pero no que sean didactizados, pues quita la fuerza y ​​la belleza de estos.

Gloria Candioti‎, sobre el valor de los cuentos para gestionar las emociones, afirma que si es para ayudar a gestionar la tristeza o el abandono a los niños, yo elegiría cuentos, en Argentina tengo muchos ejemplos, con la que se pueda dialogar a partir de ensimismarse con un personaje que hace un recorrido de la tristeza o abandono a una posible solución. porque las emociones más difíciles se gestionan bien cuando se ve una esperanza. Esa ha sido siempre mi experiencia con relatos tristes o angustiosos a niños.

Selbàtica Esbrújula‎ indica que de lo políticamente correcto no se aprende, lo bueno es leer, apreciar el contenido y el continente y llegado el momento educar según los valores que queremos transmitir. Después de todo yo me he criado entre no me gusta que a los toros te pongas la minifalda, las niñas bonitas no pagan dinero, soy capitán de un barco inglés y en cada puerto tengo una mujer… y aquí me tenéis , feminista de los pies a la cabeza, defensora de la igualdad.

Normi Salcedo afirma que a la Nana de Lorca no le sacaría nada y tampoco la compartiría con lectores infantiles. No me siento capacitada para transmitirla. Particularmente me gusta acercarlos a la realidad pero no de esta manera, que la considero cruda e innecesaria. Entiendo que tengo mucho por aprender

Loli Martínez Vila no es partidaria del #LavadoEducativo, pues pienso que las versiones originales deben ser respetadas y si no se van a respetar mejor contar otra historia… Pero también tengo presente que en el caso de cuentos tradicionales, siendo su origen la tradición oral, es consustancial a ellos que estén sometidos a pequeños cambios. Del mismo modo, no todas las historias me parecen igual de apropiadas para toda edad y madurez. 

Finalmente, para terminar este recorrido de muestra, Nieves Batanero‎ afirma: ¿retocar a Lorca? Uff ¡que disparate! Veo ya organizar cuadrillas de censores políticamente correctos repasando las obras literarias, pictóricas, de todos los tiempos, suprimiendo esto, cambiando aquello, colocando hojas de parra sobre textos no convenientes ya para nuestras criaturas. ¿Quemamos libros no apropiados escritos por locos peligrosos? Creo que es más sencillo cambiar las cabezas, la forma de pensar y la manera en la que percibimos el mundo y tomar, en este caso, la poesía como lo que es, una poesía reflejo de un sentimiento, de un tiempo concreto..

El tema del ‘lavado educativo de los cuentos’ despertó mucho interés y un alto número de participaciones, por lo que te animamos a leer el resto de reflexiones compartidas en nuestro grupo de Facebook, donde la conversación continúa.

 

Además de este diálogo, la semana pasada Eva propuso participar en un pequeño juego: construir un final para el cuento Yorinda y Yoringuel, de los hermanos Grimm. Hemos recopilado en una publicación todos vuestros finales. ¿Os apetece verlos?

 

Y la tercera actividad propuesta la semana pasada consistía en explorar las cualidades negativas que otorgamos a algún personaje de los cuentos, al que asociamos con valores que nos producen rechazo. Así, os pedíamos compartir en el grupo de Facebook o en Twitter vuestro #PersonajeDestestable. En la siguiente imagen podéis ver vuestras respuestas; aquellos personajes que aparecen en mayor tamaño son los más citados por vosotros. Y el ganador/a es…

Habéis señalado muchos y muy variados personajes detestables de los cuentos, por motivos diversos y en ocasiones personales. Pero, como comenta Ruth Martín en el grupo de FB, ¡Cenicienta y todos los personajes detestables del mundo mundial pueden hacer taaaaanto por nosotros! Ayudarnos a conectar con nuestra sombra y aceptarla, ni más ni menos.

Esperamos que los contenidos y actividades de esta semana os hayan gustado y parecido enriquecedores. Esta nueva semana, que hoy lunes empieza, abrimos un nuevo espacio de exploración, Tiempo para leer. La voz y la palabra en la primera infancia, de la mano de Beatriz Sanjuán.

Como siempre, para estar al día de todo lo que vamos compartiendo en la red, os recomendamos seguir la cuenta oficial del MOOC en Twitter @lecturaMOOC.

Mañana publicaremos en este blog un texto final preparado por Eva Martínez Pardo como cierre de su bloque. ¡No te lo pierdas!

Recordad que seguimos dialogando en el grupo de Facebook Arte, palabra y lectura en la primera infancia y en Twitter con la etiqueta  #LecturaCRIF.

 

Si aún no lo has hecho, todavía puedes apuntarte a nuestro cursoArte, palabra y lectura en la primera infancia es una iniciativa puesta en marcha por el CRIF Las Acacias en colaboración con el Laboratorio Emilia de Formación.

Nos seguimos leyendo…

Dinamización: Álvaro Cruz – LabEmilia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies