…el suelo, el cuarto de baño, patios, bibliotecas y otros espacios de lectura.

 

Acabamos la quinta semana de nuestro MOOC, Arte, palabra y lectura en la primera infancia, una semana que ha sido especial, ya que hemos podido mantener un triple encuentro virtual en torno a la lectura y la primera infancia:

    • Nos hemos adentrado en El bosque de la Maga Colibrí, una librería especializada en literatura infantil y juvenil, de la mano de Lara Meana. Lara nos ha ofrecido consejos y criterios para seleccionar buenas lecturas y construir un camino lector, nos ha hablado de la importancia de visitar las librerías…
    • Hemos charlado con una editora experta, Verónica Uribe, creadora de la editorial Ekaré. Verónica nos ha explicado cómo es el trabajo de un editor de literatura infantil y juvenil, cómo han cambiado los niños en las últimas décadas, nos ha ofrecido pautas para seleccionar libros para la primera infancia…
    • Hemos visitado el taller de un ilustrador Premio Nacional de Ilustración, Javier Zabala. En su taller, Javier nos ha contado cómo se hace un álbum ilustrado, qué es una ilustración llave o huevo, cómo un lector debería ser la última pincelada de un ilustrador…

Estas visitas virtuales nos han permitido conocer distintos espacios relacionados con la lectura, cada uno de ellos con una personalidad e identidad propias. Y, como complemento a los contenidos de esta semana, os hemos pedido que nos contéis cómo es vuestro espacio de preferido.

Y, como ocurre con las lecturas, cada uno tiene su rincón favorito, sus momentos del día determinados, sus posturas preferidas para leer… Va una pequeña muestra:

Rosario Calvillo lleva mucho tiempo buscando un sillón orejero, pero tal parece que en México nadie sabe a qué me refiero; así que hasta hora el lugar dónde más leo es el sillón de la sala, aunque hay libros que no he podido soltar y los he terminado en el coche mientras mi marido maneja.

Andrea Ortuzar Kunstmann no tiene un rincón específico para leer, cuando hace buen tiempo, me gusta leer en el parque o en la playa. Leo en el salón por la mañana o por la tarde y en mi cama por las noches. También leí un tiempo en las bibliotecas, mi favorita era la biblioteca Bonne Maison de Barcelona, y en Madrid he leído en La Biblioteca Nacional y algunas más, pero estas dos me parecen bibliotecas preciosas.

Arlen Espinosa siempre le gustó leer recostada boca abajo: sobre mi cama (recuerdo de mi infancia una cobija roja con un león enorme de una tela que disfrutaba mucho al tacto), sobre los tapetes, sobre el pasto… A veces utilizo una silla que en mi tierra llamamos «perezosa», otras veces leo sentada frente al ordenador, por la noche prefiero leer en mi cama con los pies elevados.

Para Kete Cuento Y Másen realidad, en casa se lee en cualquier parte, no hay un rincón específico. Sillones, camas, escaleras, el suelo,el cuarto de baño… también en el escritorio, en el patio y en la mesa del comedor. Todo vale.

Montse Gonzalez Bernal tiene como lugar de lectura favorito toda una ciudad. Claro que viviendo en una ciudad tan bella como Granada, cualquier lugar al aire libre, cualquier rincón tranquilo me inspira a leer un buen libro: Carmen de los Mártires, Mirador San Miguel Alto, Paseo de los Tristes…

Todas vuestras participaciones las encontraréis agrupadas en este tablero de Pinterest.

 

Como sabéis, el curso afronta ya su última semana. Pero no queremos despedirnos sin proponeros un cierre espectacular: nuestras especialistas, Eva Martínez Pardo, Beatriz Sanjuan, Ellen Duthie y Elisa Yuste, nos ofrecen cuatro caminos de lectura, que suponen un consejo, una ruta de lectura posible que intenta responder a la pregunta:

¿Qué podemos hacer desde la escuela, el hogar, la biblioteca, la librería, la asociación de padres y madres, los proyectos vecinales y comunitarios?

Junto con estas cuatro rutas, os proponemos además un reto doble: crear un libro cartonero (una autoedición realizada con material reciclado/reutilizado, a modo de álbum de lecturas-experiencias lectoras); y también elaborar un bitipo (una propuesta plástica, propuesta por el ilustrador Javier Zabala, basada en la técnica del monotipo, creado con una única mancha).

En fin, que casi casi estamos acabando. Como siempre, os esperamos en el grupo de Facebook del curso y en Twitter (usamos la etiqueta #LecturaCRIF) para dialogar, aportar, compartir, intercambiar, debatir…

¡A por los caminos de lectura y el reto final!

 

Dinamización: Álvaro Cruz – LabEmilia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies