Los profesores crean, incluso en su tiempo libre, innumerables obras protegidas por derechos de Propiedad Intelectual, ya sea individualmente o con la colaboración de algún colega. Discursos, conferencias, informes, obras de teatro que escriben para sus alumnos, blogs, páginas web, programas de ordenador, obras audiovisuales, composiciones musicales, etc…son habituales en el día a día de cualquier docente. Muchas veces, incluso al margen de su trabajo.

Ya hemos comentado que estas creaciones, en la medida en la que sean originales, gozan de protección, sin que esta protección quede condicionada al cumplimiento de ningún requisito o formalidad. Estas obras quedan protegidas por el simple hecho de su creación. Incluso su título, cuando sea original, también quedará protegido.

Sin embargo, aunque no sea obligatorio, es muy recomendable que, en estas obras originales, se indique el símbolo © seguido del nombre de su creador, junto el lugar y año de su divulgación. Este símbolo indicará que todos los derechos de explotación sobre la obra en cuestión están reservados, de forma que aquel que quiera utilizarla, necesitará pedir autorización.

Por otro lado, el profesor podrá optar por autorizar previamente determinados usos sobre su obra, evitando así que aquel que quiera utilizarla, tenga que localizarle para pedirle el necesario consentimiento. Ello se consigue de muchas maneras (aviso legal, términos y condiciones o cualquier otra mención expresa). En este ámbito, las licencias Creative Commons han demostrado ser también una herramienta útil.

En el caso de las licencias Creative Commons, el autor no indica que los derechos están reservados, sino que, por el contrario, a priori, autoriza gratuita y libremente determinados usos sobre sus obras.

A través de la combinación de cuatro símbolos estandarizados, junto al símbolo (cc) -que indica que estamos ante una licencia Creative Commons-, surgen los seis modelos de licencias existentes, que se pueden consultar aquí.

Cuando crees tu blog, web, materiales educativos, etc., piensa si quieres permitir que ese contenido pueda ser copiado, distribuido, comunicado públicamente o incluso transformado por un tercero. Piensa también si quieres permitir que terceros lleven a cabo esos usos solo con un carácter no comercial o que incluso puedan emplear tus obras con carácter comercial.

En función de las decisiones que tomes, indica si los derechos sobre tus creaciones están reservados, o si quieres autorizar previamente determinados usos. Para ello, define claramente qué usos quieres autorizar en un aviso legal o seleccionando la licencia Creative Commons que más se adecue a tu decisión.

Por último, indica, si así lo deseas, que tú eres el autor de tu obra, ya sea con tu nombre o a través de un seudónimo. Recuerda que, en todo caso, tienes reconocido el derecho moral a determinar si tu obra tiene que divulgarse con tu nombre, bajo seudónimo o signo, o anónimamente y a exigir siempre el reconocimiento de tu condición de autor.

Mercedes Morán

img@freepik

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies