Hemos superado el ecuador del curso y a lo largo de las semanas anteriores hemos compartido reflexiones recibidas por los espacios sociales del MOC que nos han hecho repensar y meditar acerca de las necesidades, obligaciones y responsabilidades de la comunidad y los centros educativos.

En el curso hemos entrado en una fase de recapitulación y coevaluación a través de un taller entre pares. Creemos firmemente en que una valoración entre docentes que conocen las necesidades de aula, puede enriquecer con aportaciones y sugerencias, los trabajos y proyectos finales que surgirán de esta formación para entrar después en las aulas. Algunas ideas que ya nos han dejado caer:

🎲Un genially interactivo recopilatorio
📣Un blog para la concienciación
🕹️Un juego con Scratch (programación)
🖥️Una web con infografías publicadas
En EducaInternet hay un repositorio de juegos que también puede ser inspirador

Mientras, el debate y las conversaciones siguen fluyendo por los espacios sociales del curso y en este artículo os traemos una selección. Como es el caso, de un experimento propuesto al grupo de Facebook, un reto difícil de conseguir ahora que disponemos con cierta facilidad de dispositivos móviles con los que estar en contacto con otras personas. 

¿Podrías estar 21 días sin mirar tu móvil? En general, y más en el contexto actual, es una misión imposible, pero aunque la mayoría no podría, sí que acuerdan la necesidad de desconectar temporalmente para evitar adicciones y liberar la mente hacia ocios menos digitales. Como nos aconseja Marisa S. con “ponerse horarios de NO conexión. Por ejemplo, no mirar el móvil cuando comes o trabajas. En ese tiempo te obligas a bajar a tope el volumen (o poner modo avión) y así no sufres por los mensajes, emails, etc.”

Un uso abusivo de los dispositivos puede ocasionar perjuicios psicológicos y físicos y por eso, debemos enseñar en las aulas a compaginarlo con otros ocios o a marcar claros horarios de uso de los mismos. Con ello, por ejemplo podemos evitar que los adolescentes dediquen su tiempo a participar en retos virales. De eso precisamente hemos hablado en un hilo en nuestra cuenta de Twitter, con consejos de actuación.

Pero ahora, con clases online, ¿cómo puede el profesorado predicar con el ejemplo y evitar excesiva conectividad a lo digital? En este sentido, creemos importante reflexionar acerca de las clases online a través de videollamadas. ¿Cómo deben realizarse estas para proteger la intimidad del alumnado?

Lo primero de todo es escoger una herramienta fiable y validada por el centro educativo que garantice la protección de los datos y no comercialice la información personal. El Ministerio de Universidades publicó una tabla en el que recogía comparativamente algunas de las herramientas que ofrecen estos servicios más reconocidas con sus funcionalidades. Por su parte, is4K también señaló en este artículo, algunas prácticas recomendadas, como:

  • Utilizar salas específicas con usuarios concretos.
  • Habilitar salas de esperas para evitar el acceso de personas desconocidas.
  • Restringir el uso de pantalla compartida.
  • Y, entre otras, fijar claramente unas normas de participación.

Así como en las clases presenciales, definimos pautas e intercedemos cuando sucede algo, en las videollamadas debe ocurrir igual. Por ello, antes de comenzar una sesión, es importante dejar claros los términos de participación respetuosa para todos.

Más consejos a este respecto, atendiendo a lo establecido en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, son:

  • Evitar mostrar imágenes del docente y del alumnado pues así se protege la intimidad del hogar. Pueden, en este punto, utilizarse las nuevas funcionalidades que hay disponibles en algunas herramientas que permite cambiar el fondo por una imagen.
  • Es aconsejable que el alumnado no tenga su cámara web encendida, se encuentra en su entorno privado. Para consultas puedes activar el micrófono o el chat textual.
  • Se aconseja la grabación de la sesión para aquéllos casos en los que el alumnado no pueda acudir. Después la grabación puede compartirse en el aula virtual o en carpetas privadas entre el alumnado y el docente.

Elige el final de tu aventura

Como ya adelantamos al comienzo de este curso, se trataba de una formación gamificada en la que, a través de una narrativa, se avanzaba en la historia y los contenidos. Pero ha llegado la hora de darle un final. En #ConcienciaDigitalCRIF dejamos que el protagonista seas tú y que optes por la vía que quieras. Os animamos a compartir con nosotros en el grupo de Facebook qué camino habéis escogido y qué os ha parecido.

Puedes encontrarnos también por Twitter.

¡Contamos contigo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies