… alrededor de los cuentos tradicionales, hemos reflexionado acerca de la literatura como acompañamiento emocional en contextos educativos, defendiendo la tesis de  no usar los cuentos únicamente con finalidades didácticas.

De la mano de Eva Martínez Pardo, en este segundo espacio de exploración del curso, La piel del lobo. Acompañar las emociones con los cuentos tradicionales, la semana pasada recorrimos aspectos importantes en el uso de los cuentos como escenarios de fantasía que ayudan al desarrollo emocional:

  1. Literatura, emociones y cuentos. Literatura para trabajar emociones o literatura que emociona. El acompañamiento emocional con la ayuda de los cuentos.
  2. La madre y la madrastra. Las luces y las sombras de cuidar de la infancia.
  3. El patito feo y el cisne. Atravesar las dificultades con ayuda de los símbolos.
  4. Un final emocionalmente feliz. Reflexiones para ayudar a pequeños y mayores a gestionar las emociones con la ayuda de los cuentos.

En cuanto a la participación y actividad en nuestro grupo de Facebook, esta ha sido especialmente intensa, sobre todo en relación con el #LavadoEducativo‘ de los cuentos, tema central en los contenidos de esta semana, que ha dado lugar a intervenciones y reflexiones muy interesantes. Destacamos algunas…

Eliana Marmol‎‎, sobre la la Nana de Sevilla, de Federico García Lorca, comenta que la naturaleza original del mensaje no debería alterarse. Ahí reside su potencia, su veracidad y su poder de conexión con el alma de un niño o una niña. En el mensaje final también reside el optimismo y la reparación de tanta adversidad.

Para Yolanda Chamorro, si quitamos la esencia de esta nana, quitamos también la esencia de la vida: no existe una vida única, en la que todos tenemos padre y madre. Hay diversidad de familias, y es en lo que debemos educar a los niños y niñas. Y con ello, surgen diversas emociones (pena, contrariedad, asombro…) por las que debemos navegar.

Nora Rosadocuenta una experiencia propia y concluye que en casa, nada de #lavadoeducativo y mucho de lecturas compartidas. Sí que tenemos algunos títulos que nos parecen buenas propuestas para que adultos y niños podamos ir nombrando y trabajando aquellas emociones que nos cuestan, pero nada de censurar ni acudir a versiones alternativas de otras obras.

Para Erika Elizalde, son [los adultos] los que se agobian cuando encuentran un texto que contiene emociones que ellos no pueden gestionar. Su única respuesta: la evasión.

El tema del ‘lavado educativo de los cuentos’ despertó más interesantes participaciones, por lo que te animamos a leer el resto de reflexiones compartidas en nuestro grupo de Facebook, donde la conversación continúa.

Además de este tema, la semana pasada Eva propuso participar en un pequeño juego: construir un final para el cuento Yorinda y Yoringuel, de los hermanos Grimm. Yolanda Chamorro inventó, junto con su hija de 9 años y su hijo de 5 años, un final precioso. Lorena Moya Chacón, para quien a veces los finales no son tan felices, creó un final alternativo. Explora más pulsando en la etiqueta #YorindaYoringuel

Y la tercera actividad propuesta la semana pasada consistía en explorar las cualidades negativas que otorgamos a algún personaje de los cuentos, al que asociamos con valores que nos producen rechazo. Así, os pedíamos compartir en el grupo de Facebook o en Twitter vuestro #PersonajeDestestable. La madrastra (Belén Mariño), la bruja del cuento La Sirenita de Andersen (Silvia Palazón Carrio), Pinocho (Nora Rosado), el lobo (Marcela Chinchay Talledo), los que siempre hacen al lobo el personaje malo en sus historias ¿Por qué un lobo tiene que ser malo y no puede ser bueno? (Ruben Amen)… ¡No te pierdas este interesante hilo!

Esperamos que los contenidos y actividades de esta semana os hayan gustado y parecido enriquecedores. Esta nueva semana, que hoy lunes empieza, abrimos un nuevo espacio de exploración, ¿En qué piensan los niños cuando leen?, contenidos de la mano de Ellen Duthie.

Y mañana publicaremos en este blog un texto final preparado por Eva Martínez Pardo como cierre de su bloque. ¡No te lo pierdas!

Recordad que seguimos dialogando en el grupo de Facebook Arte, palabra y lectura en la primera infancia.

Nos seguimos leyendo…

Dinamización: Álvaro Cruz – LabEmilia