En la primavera de 2021, el Congreso y el Senado, pusieron sobre la mesa una proposición no de ley para plantear al Gobierno la creación de una asignatura de “Seguridad digital y responsabilidad en los comportamientos en el ciberespacio” para impartir como una materia más dentro del currículo escolar, enmarcada en el Plan Nacional de Competencias Digitales.

Entre sus motivos razonados, sus señorías hacían referencia a la necesidad de “Fomentar la concienciación con campañas y cursos de formación que estén dirigidos, incluso fuera del ámbito escolar, a la infancia y la adolescencia, incentivando el interés y fomentando de ese modo una cultura de ciberseguridad entre quienes en unos años tendrás responsabilidades profesionales públicas y privadas.”

Promoviendo la confianza digital en el profesorado

Bajo este contexto y la más que evidente necesidad de formarnos, toda la comunidad educativa, en el plano digital y sus posibles riesgos, surgen iniciativas formativas como la de este MOC de ‘Seguridad, privacidad e identidad digital en el entorno escolar’ promovido, entre otros, el CRIF ‘Las Acacias’ de la mano de organismos oficiales como Incibe e is4k y otros como la Universidad Politécnica y la Fundación Orange.

Los datos, proporcionados por el INE, revelan una realidad que ya conocemos: el uso de Internet no deja de crecer y por tanto se hace necesario conocer en profundidad no sólo sus beneficios sino también sus riesgos para poder abordar el manejo de las tecnologías digitales, especialmente en la docencia, con responsabilidad y mirada crítica.

Por eso, en este MOC, abordaremos, además de una manera didáctica y con sencillos consejos, estrategias y pasos, cómo cuidar nuestra presencia en redes y transmitirlo en el aula al alumnado.

Pero regresando al inicio de este artículo, ¿consideras necesaria una materia en ciberseguridad en el aula?