¿Alguna vez has probado a buscar tu nombre y apellidos en un buscador web? Es muy probable que obtengas resultados coincidentes con tu identificación: cuentas en redes sociales, solicitudes, becas, resoluciones, publicaciones, etc. Todo aquello en lo que has ido dejando huella y que queda expuesto en la red.

Especialmente en nuestros perfiles en redes sociales en las que además publicamos fotografías, opinamos o compartimos información con frecuencia, podemos tomar algunas decisiones que nos permitan eliminar, aunque parcialmente, nuestra exposición en el mundo digital.

En este artículo, de manera pormenorizada y guiada, nos ayudan a revisar los ajustes y configuración de algunos de estos espacios para poder acotar nuestra visibilidad digital. Aunque lo ideal, y más en el ámbito educativo, es educar al alumnado en la prevención y responsabilidad en el momento en el que inician su andadura con cuentas digitales en las redes.

Acompañando al alumnado en sus identidades digitales

En ese sentido, el profesorado puede promover estrategias y consejos que ayuden al alumnado, mayor de edad, a ir creando sus identidades digitales de manera sana. Algunos de esos consejos podrían pasar por:

  • Nunca emplear las redes para difundir mensajes de odio. Al contrario, debe ser un espacio tolerante y enriquecedor.
  • Valorar críticamente la información y materiales que comparten en las redes.
  • Revisar, como primer paso, la política de privacidad y ajustes de sus perfiles en las cuentas que abran.
  • Solicitar ayuda a una persona adulta en caso de detectar perjuicios tanto a sí mismos/as como a compañeros/as.

Sobre esto y mucho más, abordaremos en el nuevo módulo de aprendizaje en el MOC de ‘Seguridad, privacidad e identidad digital en el entorno escolar’. Y tú, ¿has cuidado tu identidad digital?