Testigos ciegos, mudos y sordos

Testigos ciegos, mudos y sordos

Al otro lado del teléfono la madre suena nerviosa. Mitad incrédula, mitad indignada, con la voz que se entrecorta, me lo cuenta a trompicones. Me dice que no sabe qué hacer, ni qué pensar. Y pregunta, sin esperar que nadie le responda, qué es lo que ha hecho mal. Cuál...