¡¿Ya?! Sin apenas darnos cuenta, hemos concluido el primer módulo de aprendizaje en el MOC de ‘Educar en la igualdad. Prevención de la violencia de género’.

En él hemos explorado en profundidad el concepto de la igualdad y cómo se puede alcanzar a través de acciones coeducativas en los centros educativos. Además, complementando el contenido, hemos reflexionado acerca de las cifras y datos oficiales sobre víctimas de violencia de género. Como parte de la igualdad, combatir este tipo de violencia es esencial y por ello, conocer el punto de partida y la situación contextualizada nos ha permitido comprender el contexto y la sociedad en la que se enmarca nuestro alumnado. 

En ese sentido, en el grupo de Facebook del curso, las valoraciones han ido bastante enfocadas al análisis del gráfico que recoge la evolución de las víctimas de violencia de género. Por ejemplo, Jesús P. comentaba que “el número de víctimas de violencia de género me parece escalofriante” y, como también se ha anotado por varias personas, la solución podría pasar por “1) Educando en la igualdad desde la Educación Infantil. 2) Destinar más medios en la lucha contra la violencia de género.”

Sin duda, tomar consciencia de actitudes asentadas y que pueden ser machistas es el primer paso. A este respecto, Elisa S. decía haber analizado que “la escuela es una institución que, posiblemente de forma inconsciente, perpetúa, produce y reproduce modelos sexistas que son discriminatorios para las mujeres (…) [como es el caso de] patios llenos de campos de fútbol con niños jugando y niñas concentradas en esquinas.”

Así que, desde la escuela, podemos reforzar nuevas actitudes y comportamientos que combatan la violencia. Por eso, Beatriz G. compartió este interesante test de violencia y además, nos propuso emplearlo en alguna dinámica participativa pero anónima con la clase para de este modo, detectar posibles víctimas, (¡gracias por la idea!).

Por otro lado, Mónica F. nos comentaba que en su clase “íbamos a hacer una pequeña representación teatral, y cuando iba pidiendo voluntarios para hacer los diferentes papeles, un niño quiso uno papel de mujer, son niños de primero de primaria, todos los demás empezaron a reírse de él, yo tuve que explicar que en teatro se interpreta y que no eres quien representas, y se puede hacer de mujer siento hombre y viceversa, y para rematar di todos los papeles invirtiendo sexo. Finalmente disfrutaron mucho de la actividad.” Sin duda, con ejemplos como el de Mónica, podemos tomar nota e impulsar nuevos comportamientos entre el alumnado. De hecho, Yolanda P. y Vanesa V. nos confirmaron el beneficio del teatro para trabajar las emociones y la empatía entre estudiantes.

Antes de concluir, y unido al propósito de este MOC, el pasado domingo 02 de mayo se celebró el día contra el acoso escolar y, en la búsqueda la igualdad, no hay lugar para la intolerancia. Por ello, Lidia F., colaboradora en el MOC, nos acercó a este servicio abierto de la Agencia Española de Protección de Datos para combatir estas malas actitudes.

En apenas unos días la comunidad ha tomado mucha interacción y os agradecemos vuestro impulso por trabajar la igualdad en las aulas.

Si todavía no os habéis unido al grupo en Facebook, no tardéis, estamos debatiendo de forma intensa y muy constructiva. Seguro que tenéis mucho que aportar.

Sigamos avanzando y mañana… ¡nuevo módulo!